frutos rojos, manzana y citricos

En nuestro día a día la concentración es un factor que está presente en la gran mayoría de tareas que desarrollamos desde que nos levantamos de la cama hasta que nos acostamos de nuevo.

Todo lo que consumimos afecta considerablemente nuestra salud: el humor, el estado de ánimo, la concentración y la memoria están relacionadas directamente con nuestra alimentación. Nuestro cerebro es un gran consumidor de energía, es por esto que tenemos que cuidarlo ingiriendo alimentos que permitan mantener a nuestro cuerpo en el equilibrio necesario para que nuestra mente pueda concentrarse en lo que queremos.

Un claro ejemplo de los alimentos que mejoran nuestra concentración son los frutos rojos y las manzanas, una excelente fuente de fibra, vitamina C y unas frutas muy ricas en minerales. Las frutas cítricas como el limón, la naranja y el pomelo, tomadas en ayunas también contribuyen a mejorar nuestra memoria. Las podemos tomar en jugo, preparado al momento para que no pierda sus propiedades.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+share