coco

El coco es una fruta particular ya que, a diferencia de las demás frutas naturales, la grasa es su principal componente. Aproximadamente un 80% de su composición son mayoritariamente grasas saturadas, por lo que es una fruta de alto valor calórico comparándolo con otras frutas.

Así que el coco es una fruta que genera controversia: los hay que la defienden porque de este fruto se aprovecha casi todo, especialmente su agua, su manteca y el azúcar de la palma. Pero a su vez, su alto contenido calórico respecto a cualquier otra fruta hace que debas consumirlo en pequeñas dosis. Como contrapartida, su textura hace que te sientas lleno con facilidad tiene la capacidad de saciar la sensación de hambre aún comiendo muy poca cantidad.

El agua de coco causa furor en Estados Unidos, dónde los lanzamientos de mercados de productos a base de coco se han multiplicado en los últimos años. Este líquido proviene de la fruta verde aún sin madurar y es rico en electrolitos, que ayudan a los deportistas a recuperar el aliento (digamos que es parecido a un agua isotónica natural).

En Smoofruit lo utilizamos en pequeñas dosis para aprovechar su alto contenido en fibra y el efecto saciante de su inconfundible textura. En combinación con la frescura de la piña conseguimos un dúo ganador.

O lo amas o lo odias pero el coco es una fruta que no deja indiferente. Su textura áspera y crujiente y su sabor dulzón son ideales para mantener el hambre a raya y aportarte la hidratación que necesitas.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+share